domingo, 20 de abril de 2008

Un detective llamado Google

La suerte quiso estar al lado de Sergey Brin y Larry Page el día en que fundaron Google. Lo que, en 1998, nació como un buscador más de páginas web, hoy ya es EL BUSCADOR por excelencia. Más de 200 millones de consultas diarias lo avalan. En él, hoy ya es posible encontrar noticias, mapas, vídeos, blogs... incluso crear correo electrónico propio. Aunque la búsqueda de información sigue primando en él.

Google no entiende de barreras ni secretos. Ningún lugar del mundo ni persona se escapa de las garras de este explorador. ¿Que queremos obtener información sobre alguien? Basta con googlear o, dicho de otro modo, introducir su nombre en EL BUSCADOR. Al instante, obtendremos múltiples páginas facilitándonos información del susodicho. Aunque más vale que conozcamos datos de antemano...

Yo ya he hecho la prueba. El nombre de mi cebo, que entenderá los motivos de esta búsqueda, Ángela Espinosa. Esta chica es una estudiante malagueña de 15 años becada por el gobierno estadounidense. También, una niña, de 13, que juega en el club deportivo Lope de Vega, de Alcalá de Henares. Y, sin embargo, ¿escribe en La Verdad de Orihuela? Sí, ella estudia Periodismo. Por eso sé que de éstas tres, mi Ángela sólo puede ser la tercera.

Leo algunos de los artículos que publicó este verano, ¿por qué no seguir leyendo? Sé que actualmente tiene dos blogs. Uno de ellos aparece sin apenas dificultades, ¿Te acuerdas? Para ello, sólo me ha bastado introducirr su nombre y el del blog, en Google. Sigo los mismos pasos para encontrar su otro blog, En Movimiento, pero... ¡sorpresa! Con este mismo nombre aparece una revista de danza que Ángela creó para una práctica universitaria. Escribir esta publicación, según explica la estudiante, le permitió colaborar posteriomente en otra, Tiempo de Danza.

Realizar googling con Ángela me ha permitido descubrir una faceta que desconocía de ella. ¡Hagan la prueba, señores! Un nuevo detective, llamado Google, les pondrá sobre la pista de la persona que busquen.

6 comentarios:

Sil dijo...

Todos hemos probado alguna vez a meter un nombre en google a ver que pasa, el de un amigo, un familiar, o incluso el propio. Es muy divertido y sí, para seguir la pista de quien anda por internet, muy útil. Un saludo.

Quijo dijo...

Jejejeje, ¡y qué de cosas se pueden descubrir!!

Pedro josé dijo...

Tambien si nos vamos arriba en google, veremos opción imagenes.
Si entramos y ponemos el nombre que nos interesa, a lo mejor con un poco de suerte nos hacemos con una pequeña imagen.

ESTHER SIRVENT dijo...

Este invento puede ser bueno, pero también malo, porque eso de que se sepa tu vida en internet, a mi no me hace gracia...

Vero Batllés dijo...

Quedémonos con lo positivo. Hoy en día no hay mejor currículum que éste. Probemos a poner el nombre de algun periodista, al instante aprecerán decenas de noticias redactadas por él. Pensando egoistamente, a mí la táctica me convence.
Un saludo a los cuatro.

Jesús dijo...

La verdad es que hoy en día, la palabra google, se ha convertido en una palabra cotidíana y la verdad es que es ya una herramienta imprescindible cuando nos metemos en internet, quizás se pueda utilizar para saber que hay sobre ti y si no te gusta poder intentar correguirlo, pero normalmente es poco lo q hay sobre nosotros a menos que seamos una persona conocida. probar vosotros mismamente con vuestro nombre..