lunes, 24 de marzo de 2008

¿Realidad o alarmismo?


Viendo este anuncio, engancha el film, ¿verdad? Pero no, éste no es el spot de ninguna película. Alude a un asunto mucho más serio. Refleja una realidad presente en las carreteras.

La Semana Santa ya ha llegado a su fin. Los 15 millones de personas que han viajado en coche ya están en casa, o de regreso. ¿Todas ellas? No, desgraciadamente, 55 de ellas, ya han queadado por el camino. Y la operación retorno aún no ha concluido.


Es triste, pero cierto. Hoy en día, los desplazamientos en coche y las cifras de víctimas van unidas de la mano. Una realidad, a la que los medios de comunicación, cada vez, ceden mayor protagonismo. La pregunta es, ¿qué pretenden con esto?, ¿realidad o alarmismo?


Es necesario bajar el número de víctimas. Sin embargo, el carnet por puntos y los actuales dispositivos de la DGT no consiguen reducirlo, tanto como gustaría. "No podemos conducir por ti", es uno de los últimos lemas utilizados por ellos. Y es cierto, la responsabilidad es de los conductores. Pero si no reaccionan ante multas y consecuencias reales de accidentes, ¿que más queda por hacer?

No sé vosotros que pensareis de las actuales campañas de tráfico. Pero conmigo han conseguido su propósito. Yo ahora conduzco con miedo. Con miedo pero, sobre todo, con mucha cautela.

8 comentarios:

Sil dijo...

No creo que sea alarmismo, es una realidad, aunque parece que este año las cifras son algo menores que el pasado, sin embargo está claro que toda medida es inútil. No solamente hemos de aprender a conducir, sino a prever los movimientos que otros imprudentes hacen a nuestro alrededor, y que pueden costarnos la vida en cualquier momento.

Marta dijo...

El problema está en que cuando nos metemos al coche nos olvidamos de las campañas, las multas, las consecuencias y sobretodo que nos estamos solos en la carretera, no es sólo tu vida la que pones en peligro, es la de tu familia y la de el resto de personas que circulan junto a ti. Te metes al coche y cambias el chip, entonces es cuando aparecen las prisas por llegar, la intolerancia al volante etc. Creo que de lo que deberíamos concienciarnos es que no estamos solos y que tus actos al volante se reflejan en el resto. Cuando conduzcas no pienses en ti, piensa en los demás.

Pedro josé dijo...

No hay a veces que tener miedo en la carretera, pues en ocasiones hay que actuar con rapidez y decisión, pero sabiendo lo que se hace. Y eso se consigue con muchos años de experiencia.

Quijo dijo...

La verdad es que en estos últimos años da la sensación, no sea si falsa o real, que ha aumentado la concienciación de la gente respecto a los accidentes de tráficos y a las medidas para evitarlos. Un claro ejemplo es que antes nadie se ponía el cinturon en los asientos traseros y hoy, por lo menos en mi entorno familiar y de amigos, esto ha cambiado considerablemente, y no sólo por miedo a la multa, sino por medida ante posibles accidentes.

Rojis dijo...

Toda la razón. La primera vez que vi ese spot dije: "Anda ¿y esta peli?" Hasta que llegó el del anuncio y comprobé que era una nueva campaña de la DGT. Sin duda no me dejó indiferente. Las campañas son duras sí y muchas veces no consiguen lo que buscan, si no más bien lo que tu dices de conducir con cierto miedo, que ya no es la cautela que exigen y con el miedo, sin duda no vamos a ningun lado.
Un saludo

ESTHER SIRVENT dijo...

Esta campaña publicitaria es bastante directa. Aunque he visto anuncios más alarmantes. Sí, puede que consigan su objetivo, pero a veces el fin no justifica los medios.

Vero Batllés dijo...

Es un hecho que esta campaña no ha dejado indiferente a nadie. Esperemos comprobarlo en la carretera, reduciéndose el número de accidentes. Este hecho ya va por buen camino, pero aún hace falta más.
Gracias por vuestros comentarios.

Eagle dijo...

Hace poco que estoy conduciendo, pero el carnet me lo saqué hace ya unos años. Lo estoy cogiendo ahora porque me han obligado con el trabajo. Hace unos años tuvimos un pequeño accidente (yo no conducía, eh!) y fue por el despiste de otro conductor. Le cogí miedo y por eso dejé de conducir. Ahora voy con mucha cautela y las campañas publicitarias, no es que me den miedo al volante, pero sí hacen que tenga los ojos en los coches que se acercan. Prefiero llegar tarde al trabajo o si dependes de un horario sacrifícate tu en madrugar porque el que sale peor parado puedes ser tu mismo, si no es con tu vida con el cargo de haber quitado la vida a alguien.